Exámenes de salud auditiva en el ámbito laboral

Exámenes de salud auditiva en el ámbito laboral

Efectos de la exposición al ruido

Llamamos traumatismo acústico agudo o blast auditivo al efecto producido cuando estamos expuestos a ruidos de alta intensidad, explosiones o deflagraciones. Puede ser uni o bilateral y afectar a la porción neurosensorial o conductiva del oído.

Las consecuencias de este traumatismo  son que se puede romper la membrana timpánica y luxar los huesecillos de la cadena osicular del oído medio y permite que llegue a la cóclea una onda de presión hidrostática lesionando el órgano de Corti, fundamentalmente a las células ciliadas de la base de la cóclea que corresponden a las frecuencias 4000 y 6000Hz. Estas quedan afectadas permanentemente.

Puede estar constituido por un solo impacto (explosión) o por impulsos repetidos separados por lapsos de tiempo de igual o diferente duración (disparos de armas).

Los parámetros más influyentes en el daño auditivo son:

  1. Valor pico de la presión sonora: Por debajo de los 90 dB no hay riesgos y por encima de 115 dB siempre hay daño, aunque sea debido a una explosión muy corta
  2. Tiempo de duración del valor pico: Se considera duración del ruido al tiempo necesario para que los niveles de presión sonora caigan el 90% del valor máximo, o lleguen a 25 DB. La mayor duración del ruido ocasiona una mayor exposición y por lo tanto se incrementan las posibilidades de lesión.
  3. Componentes frecuenciales del espectro

Hay que clasificar a esta lesión como accidente de trabajo.

El trauma acústico crónico o inducido por ruidos es mucho más frecuente y corresponde   a la pérdida auditiva continua y permanente (hipoacusia neurosensorial) que se desarrolla en forma gradual a lo largo de los años, como consecuencia de la exposición prolongada a ruidos de no tan alta intensidad. Progresa lentamente en función de la intensidad del ruido y del tiempo de exposición al mismo, así como del tipo de ruido y de las frecuencias que estén presentes en él. Se le asigna la contingencia de enfermedad profesional. Habitualmente es bilateral y simétrica.

Cuanto mayor sea la duración del trauma acústico sonoro, menor será la posibilidad de recuperación y si la exposición es repetitiva, la lesión del oído interno puede producir una pérdida auditiva permanente

Evolución de la hipoacusia inducida por ruido

  1. Fatiga auditiva. Se produce como consecuencia de un desplazamiento temporal del umbral auditivo. Sensación de oclusión. si se deja de estar expuesto al ruido se recupera de manera progresiva a las pocas horas. De no ser así se incrementa la fatiga del órgano de Corti con la consiguiente lesión y muerte de las célula ciliadas de la base de la cóclea y se imposibilita dicha recuperación,
  2. Desplazamiento permanente del umbral audiométrico. El paciente no experimenta ninguna molestia y es difícil de apreciar porque se va acostumbrando a causa de su lenta evolución.
  3. De seguir expuesto, la lesión continúa afectando a las frecuencias inferiores y con ellas la percepción de los sonidos consonantes silábicos, lo que dificulta la inteligibilidad de las palabras. Se produce un claro escotoma bilateral para las frecuencias extraconversacionales con recuperación en la frecuencia 8.000 Hz.  De proseguir la exposición, se perderá también las facultades para captar las frecuencias conversacionales. 

¿A qué trabajadores se les debe realizar examen auditivo?

  1. A todos aquellos trabajadores que presenten un LAeqd superior a 80 dB (exposición diaria equivalente) y Lpico 135 dB (valor máximo de exposición). Estos son los valores inferiores de exposición que dan lugar a una acción y el trabajador deberá de ser sometido a este protocolo cada 5 años como mínimo.
  2. En caso de que su puesto de trabajo tenga un LAeqd superior a 85 dB y Lpico 137 dB, estos son los valores superiores de exposición que dan lugar a una acción; el trabajador deberá ser sometido a este protocolo cada 3 años como mínimo.
  3. Que tengan que incorporarse a un nuevo puesto de trabajo, como consecuencia de su nueva contratación por la empresa. Se repetirá dicho control al cabo de dos meses.
  4. En caso de que el médico estime síntomas que hagan necesario dichos reconocimientos médicos con objeto de determinar un posible deterioro de la capacidad auditiva.

 

La sordera profesional está recogida en el RD 1229/2006 de 10 de noviembre, definida como Enfermedad profesional causada por agente físico.

¿Qué examen de salud auditiva se debe realizar?

  1. Deberá confeccionarse un historial laboral con el registro de todos los puestos de trabajo anteriores donde se haya producido una exposición laboral a ruido y a agentes ototóxicos.
  2. Antecedentes familiares y personales de interés otológico.
  3. Situación actual de la audición del trabajador.
  4. Resultados de la otoscopia.
  5. Interpretación diagnóstica de la audiometría
  6. Evaluación sobre si se ha producido un cambio en el umbral auditivo.
  7. Recomendación sobre el uso de protección auditiva.

 

 

¿Cómo podemos prevenirlo?

  • Mediante la prevención primaria evitaremos la aparición de la enfermedad. Se deberá evitar por todos los medios que los trabajadores estén expuestos a ruido, o bien determinar que sujetos son más susceptibles, por ejemplo mediante las pruebas de OEA (otoemisiones acústicas).
  • Entendemos por prevención secundaria las medidas que se toman una vez producida la enfermedad, con el fin de la sanación del trabajador.
  • La prevención terciaria es la rehabilitación de las posibles secuelas una vez el paciente se ha recuperado.

Debemos eliminar el riesgo, o por lo menos disminuirlo. El trabajador debe usar dispositivos personales de protección. A corto plazo debe protegerse, pero a medio y largo plazo se debe conseguir la eliminación del ruido dañino.

 

Los protectores auditivos son:

  • Aconsejables para quienes en su exposición diaria en su puesto de trabajo presentan valores inferiores a 80 dB y un pico máximo de 135 dB.
  • Obligatorios para los que trabajen con una exposición diaria en su puesto de trabajo superior a 85 dB y un pico máximo de 137 dB.

tapones_anti_ruidoproteccion_12b