Tapones Anti ruido silicona

antirruido

Los protectores auditivos son dispositivos o sistemas situados en el oído externo, cuya función principal es proteger al oído frente al ruido.

¿Por qué hay que usar protecciones auditivas en el trabajo?

El efecto más estudiado respecto a la exposición al ruido es la pérdida de la capacidad auditiva. El ruido, además de afectar a la audición del trabajador, puede conllevar otros efectos no deseados: Efectos psicofisiológicos, efectos cardiovasculares, efectos hormonales, efectos sobre el sueño, efectos subjetivos.

Las protecciones auditivas minimizan o evitan un posible daño auditivo al trabajador por exposición al ruido.

La elección de un protector auditivo requerirá de un conocimiento amplio del puesto de trabajo y de su entorno. El tipo de protector auditivo deberá elegirse en función del entorno laboral para que la eficacia sea satisfactoria y las molestias mínimas.

“El mejor protector auditivo es … el que se usa”

El ruido se mide mediante sonómetros. Para conocer el porcentaje de ruido recibido en un periodo de tiempo utilizamos el dosímetro.

El protector auditivo:

– Deberá elegirse de modo que reduzca la exposición al ruido a un límite admisible

– No debe mermar la percepción del habla, de señales de peligro o cualquier otro sonido necesario para el correcto ejercicio de la actividad

– La comodidad de uso y la aceptación varían de un usuario a otro

– Siempre debe ir acompañado de un folleto informativo para el usuario con los datos sobre la atenuación y su certificación CE (por ser un EPI: equipo de protección individual)

Tipos de tapones antirruido:

– Estándar

– A medida:
           Sin filtro (reducción pantonal)
           Con filtro específico de frecuencias


Tapones antirruido con filtro selectivo de frecuencias

La prestación más importante es la atenuación que proporcionan. Esta atenuación es un valor constante para cada banda de octava, pero la protección global es diferente según el espectro de frecuencias del ruido en cuestión.

Para un mismo protector, la protección varía en cada situación.

El protector está realizado a medida (acrílico o silicona) a partir de la impresión del paciente y teniendo en cuenta el nivel y el tiempo de exposición al ruido de ese paciente.

Al ser a medida, son confortables: La única garantía es llevarlo puesto el 100% del tiempo de exposición para conseguir una protección eficaz.

Son discretos, permiten el uso de otros protectores como cascos, gafas, máscaras…

Reducción y protección frente a las frecuencias dañinas, pero permiten la comunicación verbal (usuario no aislado).

La conservación de la audición estereofónica permite la localización espacial, y elimina así los riesgos de accidentes vinculados a la sobreprotección.

Se realizan en material hipoalergénico. Se limpian con agua.

La duración media es de 4 años, lo que facilita la prevención de las sorderas profesionales.

Cada color de filtro está asociado a una atenuación diferente en intensidad y frecuencia que ofrecerá el protector auditivo.